About

:::::::

EMPLEADOS PÚBLICOS ESTARÍAN VINCULADOS CON EL HAMPA

Los enemigos no solo están en las bandas delictivas, sino también es los despachos públicos. Así lo demuestra la investigación del último megaoperativo perpetrado en Chepén que desarticuló la organización criminal ‘Los Ángeles Negros’, y donde el secretario judicial de dicha localidad, Daniel Eduardo Amaya Cabanillas, fue señalado como pieza clave en las maniobras de los malhechores.

Sumado a esto, los expedientes fiscales indican que la banda tenía un topo dentro del Ministerio Público, gracias a la interceptación de conversaciones telefónicas.

Ante esta preocupante realidad, el dirigente vecinal José Marreros Ramírez, lamentó que la corrupción esté avanzando en nuestra región. Según indicó, es importante que el Congreso de la República apruebe leyes más drásticas contra las autoridades, ya sea fiscales, policías o jueces, que tengan vínculos con el hampa y trabajen como ‘topos’ en las instituciones públicas.


“La sanción debe ser doble. Si a un delincuente se le sentencia a 10 años, a una autoridad debe ser 20. Es la única manera”, expresó.

Marreros Ramírez criticó esta relación entre los trabajadores públicos, quienes deberían velar por el bien de la sociedad; y las bandas criminales, debido a que se deja “desamparados” tanto a la sociedad como a la policía.

Finalmente, José Marreros reclamó un mayor control e investigación dentro de los despachos del Ministerio Público, pues hay gente que lleva trabajando casi diez años y “se han familiarizado con la delincuencia”. “Si uno está podrido que se puede esperar del resto”, sentenció.